LA RELAJACIÓN UNA AYUDA FRENTE A LA ANSIEDAD.

Publicado en: Acupuntura | 0

La relajación una ayuda frente a la ansiedad que puede padecer algunos individuos en la sociedad que vivimos.

La ansiedad es un padecimiento frecuente en muchos individuos, que puede obedecer a múltiples causas. Su tratamiento debe ser tratado por un

especialista. Con la acupuntura y la medicina tradicional china, se obtiene muy buenos resultados.

LA RELAJACIÓN UNA AYUDA FRENTE A LA ANSIEDAD

Tranquilizar el sistema nervisos

 

La práctica de algún tipo de relajación puede ser de utilidad y ayudar a la mejoría del paciente, intentando tranquilizar el sistema nervosos del paciente.

Algunos ejercicios pueden ayudar a conseguir un estado de mayor tranquilidad.

Es imprescindible dedicar todos los días un tiempo para relajarse, practicando 10 o 15 minutos diariamente le sera muy útil, ya que creara una constancia

muy buena para el cuerpo. No realice numerosas sesiones en un único día, porque puede ser que si no esta acostumbrado, le provoque mas ansiedad.

Cuando este acostumbrado a hacerlo cada día, podrá ir aumentando el rato de relajación y hacer mas de una sesión al día. La relajación formara parte de

su día a día.

Un fallo muy común, es que cuando la persona se siente mejor, abandona la relajación durante varios días, y a la larga la ansiedad puede volver a aparecer,

ya que muchas veces es culpa de nuestro entorno, y este seguro que no ha cambiado. Un punto importante, pero muchas veces casi imposible, es cambiar

el entorno.

Es muy importante despreocuparte de los resultados inmediatos, para obtener resultados, has de tener paciencia, porque tarde o temprano llegaran y te

cambiara la manera de afrontar la ansiedad. Seguramente al principio no notaras sensaciones claras de relajación, ni mucho menos mejoría en su ansiedad

o insomnio, pero lo importante es no desanimarte, te aseguro que los beneficios aparecen poco a poco si se practica la relajación con regularidad, al final si

lo haces bien formara parte de tu día a día.

 

Ambiente confortable y tranquilo

 

Es necesario elegir un ambiente confortable y tranquilo para practicar los ejercicios de relajación, en la habitación debe haber una temperatura media,

menor nivel de ruido posible, una iluminación suave, no hace falta estar a oscuras, pero si evitar la luz intensa. Se puede poner música relajante, aun que

por mi experiencia, al principio, si quiere solo concentrarte en los ejercicios de relajación es mejor no ponerla. Mas adelante cuando estés mas avituallado a

la relajación, la música es una buena aliada.

Ropa y calzado cómodo

 

Se ha de utilizar ropa cómoda para la relajaron, que no apriete. Si es posible sacarse los objetos como joyas, cinturones, relojes…

Es importante sacarse también el calzado.

Inicialmente es preferible practicas tumbado, aun que existen gran variedad de posturas de relajación, empezaremos tumbados ya que nos relajaremos mas

fácilmente. Practicaremos sobre una superficie firme, aun que no dura, podría ser sobre una colchoneta de yoga, una alfombra, o el colchón de su cama, si

su cama es firme. Pero este ultimo, ha de tener en cuenta que puede ser que se acabe durmiendo.

Tumbado boca arriba, coloque los brazos a lo largo de su cuerpo, y siéntase lo mas cómodo que pueda. Sabemos que muchas veces, si existe una

ansiedad muy elevada, no estará cómodo de ninguna manera.

Las palmas de las manos deben estar hacia abajo, suavemente apoyadas, las piernas quedan extendidas, ligeramente separadas, con las puntas de los

pies dirigidas levemente hacia fuera. Sintiéndose lo mas cómodo que se pueda.

Los ojos permanecerán suavemente cerrados hasta acabar el ejercicio, es posible que al irse relajando note un leve peso en los parpados, es normal.

Deje la boca entreabierta, con la punta de la lengua tocando el paladar, pero ha de ser de forma relajada y no molesta.

En medicina china concretamente en Qi Kung, es para cerrar el circulo interno energético.

Lo mas difícil al principio es olvidarse del mundo exterior y concentrarse en su respiración, no intente cambiar la frecuencia de su respiración, sencillamente

déjese llevar por la sensación de su propia respiración. Perciba tranquilamente como entra y sale el aire de sus pulmones y céntrese en la sensación. Si

sabe hacer respiraciones diafragmática mucho mejor.

Respiración diafragmática

Al principio va muy bien contar las respiraciones, cada inspiración y espiración se contaría como una. Contar hasta un numero concreto no muy alto,

pudiendo ser el 4 o el 6 y volver a contar desde el uno hasta el numero que haya escogido, llegara un momento que estará tan relajado que no hará falta

contar. Lo de contar es para concentrase en el ahora, que es lo que cuesta mas al principio en las técnicas de relajación.

Cuando se sienta mas relajado, intente relajar los músculos, para ello, imagínese que sus brazos y piernas, se hacen mas pesados (si lo prefiere imagínese

que se aflojan). Al irse relajando, notara que cada vez su cuerpo se apoya mas sobre la superficie donde esta estirado, como si cada vez se sintiera mas

pesada, es necesario permanecer unos minutos con esta sensación. Afloje el abdomen, imagíneselo cada ves mas flojo, esta es la parte mas difícil a mi

entender, si lo consigue, que con la practica así sera, concéntrese en su abdomen unos minutos.

Por ultimo, disfrute de esa sensación de liberación del cuerpo. Recorra mentalmente su estado general, respire tranquilamente, concéntrese en la pesadez

de sus brazos, de sus piernas, la distensión facial… repítase me siento tranquilo/a, estoy tranquilo/a.

 

LA RELAJACIÓN UNA AYUDA FRENTE A LA ANSIEDAD

 

Antes de terminar mueva muy poco a poco sus piernas primero y luego sus brazos, estírate como si te despertara, flexione y extiende los codos y las

rodillas, estire el cuerpo lo máximo que pueda sintiéndose a la misma vez relajado. Después respire profundamente unas tres veces, y por ultimo abra los

ojos e incorpórese lentamente. Siga esta secuencia para salir lentamente de su estado de relajación, si se incorpora bruscamente podría sentir algún mareo

y la relajación no habría servido de nada.

Repita estos sencillos pasos a diario, y poco a poco, ira notando que se relaja con mayor facilidad. Sea constante por que ello le beneficiara.

Dejar un comentario