LIFTING FACIAL CON ACUPUNTURA

 

Lifting facial con acupuntura es un método antienvejecimiento menos invasivo que el quirúrgico. No requiere anestesia ni hospitalización, tan solo una sesión de acupuntura localizada de 25 minutos.

La acupuntura es una de las terapias mas completas para el cuidado de nuestra salud, pero también se puede utilizar para la estética.

En China ya era usada la acupuntura por las emperatrices en la antigüedad,  para cuidar la apariencia, mantenerse más joven retrasando la aparición de las arrugas.

Una de las grandes diferencias entre la acupuntura estética anti aging y otros tratamientos de rejuvenecimiento, es que la acupuntura no es un tratamiento invasivo ni peligroso para el paciente, lo único que puede pasar es que en alguna zona que se pinché, se toque algún capilar i provoquemos un moradito que a los pocos días desaparecerá.

 

Beneficios

 

Gracias a la acupuntura facial encontraremos diferentes beneficios como:

Elimina las líneas de expresión y mejora la apariencia de las arrugas más profundas, pero nunca desaparecerán del todo ya que no es un lifting quirúrgico.

Se observara una mejora en el tono muscular.

Ayuda a reducir las bolsas debajo de los ojos y da aspecto mas vivo de los ojos.

Reduce la papada y el edema facial.

Con la acupuntura facial se consigue difuminar las manchas de la cara.

Aumenta la producción de colágeno.

Mejora el funcionamiento del metabolismo y ayuda a eliminar el exceso de líquidos.

Disminución de la flacidez alrededor de los ojos, las mejillas, la barbilla y el cuello.

Mejora de la textura de la piel, incluso los poros más persistentes.

Reducción del acné.

Aumenta la circulación con lo que se consigue una mejor y mayor hidratación de la piel y mayor luminosidad.

Retarda el proceso de envejecimiento desde dentro…

La acupuntura facial o lifting facial con acupuntura, consiste en la inserción de agujas muy finas en áreas especificas de la cara y si es necesaria alguna en alguna zona del cuerpo, así favoreceremos los intercambios celulares mejorando el rostro del paciente.

Gracias a las agujas conseguimos que la capa interna de la piel y los músculos faciales se contraen y de esta manera se produce el estiramiento de la piel.

Con las agujas estimularemos la circulación sanguínea, tonificando y fortaleciendo los músculos e hidratando así la zona.

Gracias a este tratamiento crearemos una regeneración celular, aumentando el colágeno en la zona, consiguiendo una piel más joven, renovada con más elasticidad y luminosidad.